atras

El Gobierno duplica las ayudas para el abandono de la actividad de los transportistas autónomos

El Gobierno duplica las ayudas para el abandono de la actividad de los transportistas autónomos

Se destinarán 20 millones de euros, el doble del importe de las ayudas concedidas en 2021, lo que permitirá reducir la edad de jubilación del colectivo

El Consejo de Ministros ha autorizado, en su reunión de ayer, el aumento de las ayudas a los transportistas autónomos que abandonen la actividad con la concesión de ayudas por importe de 20 millones de euros a transportistas autónomos por carretera que abandonen la actividad.

Estas ayudas duplican el importe concedido en 2021, gracias al  acuerdo alcanzado con el Departamento de Mercancías del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC),   que sirvió para desactivar el paro patronal  que tuvo lugar el pasado mes de marzo.

Podrán ser beneficiarios de las ayudas los transportistas autónomos por carretera de más de 63 años que se comprometan a dejar la actividad. Tendrán prioridad en el otorgamiento, en primer lugar, aquéllos a quienes les haya sido declarada una incapacidad permanente absoluta o total para el desempeño de la profesión de transportista y, en segundo lugar, los solicitantes de mayor edad. Las ayudas se otorgarán en régimen de concurrencia competitiva, en los términos de la Orden de convocatoria que próximamente se publicará en el Boletín Oficial del Estado.

El sector del transporte por carretera se caracteriza por la existencia de un número importante de profesionales de edad elevada para este tipo de trabajo, con carencia de recursos para el abandono de la actividad antes de cumplir 65 años.

120 millones en  2009

Desde las asociaciones vinculadas al colectivo de transportistas autónomos, en especial FETRANSA, se ha defendido, en primer lugar el mantenimiento de estas ayudas, que en los últimos años se ha especulado con su eliminación, tras ir  reduciéndose  la partida presupuestaria destinada a este fin. Hay que recordar que  el Presupuesto para dicho Plan aprobado en el año 2009, contó ese mismo año con un total de 120 millones de euros, y que posibilitó que casi 2000 transportistas pudieran acogerse a dichas ayudas en plena crisis económica, reduciéndose a la mitad,  60 millones dedicados en 2010 o los 42 millones en 2011, pese a la situación económica que atravesaba en el país en esos años.